Entre las novedades está la implantación de un carril bici en la calle de Urgell y la doble direccionalidad del carril bici de Provença
En las dos próximas semanas empezarán las obras de ampliación de la red de carriles bici de la ciudad. La actuación para este 2008 consiste en sumar 28 kilómetros de carril bici a los 128 que hay en estos momentos.

Esta ampliación corresponde al aumento del uso de la bicicleta en el último año en la ciudad, que se ha incrementado en un 81%, según ha dado a conocer el concejal de Movilidad, Francesc Narváez.

Los trabajos, que se licitaron hace unas semanas por cuatro millones de euros, tienen el objetivo de completar los itinerarios del centro de la ciudad, asegurando la continuidad.

En este sentido, se alargan algunos carriles bici existentes, destacan los de Gran Via, Diputació y Diagonal hasta Glòries.

Además, la calle de Urgell dispondrá de un carril bici de doble dirección, entre la plaza de Francesc Macià y Paral·lel, que implicará la pérdida de un carril de circulación.

Con este nuevo carril bici, el centro de la ciudad tendrá cuatro itinerarios verticales y cuatro horizontales.

En esta dirección, destaca la transformación del carril bici de Provença en bidireccional, actuación que irá acompañada de un cambio en la zona de aparcamiento, que pasará a ser en semibatería inversa al lado montaña.

A la vez se implantarán más elementos de seguridad. La mayoría de nuevos carriles bici estarán en la calzada. Con el fin de garantizar el espacio para la circulación de las bicicletas se introducirá un nuevo elemento de separación.

Se trata de una serie de piezas de unos doce centímetros de altura colocodas en diagonal que buscan que los otros vehículos no invadan el carril bici y que no puedan estacionar.

Por otra parte, en los cruces que pueda haber riesgo en los giros para los ciclistas, los carriles bici bordearán los chaflanes.

El periodo de ejecución de las obras es de cinco meses, si bien puede haber ciertos tramos en que las obras se retrasen por otras obras previstas, como es el caso de la construcción de un depósito fluvial en la calle de Urgell o las obras del Mercado de Sant Antoni.

detalles

comparte este artículo