Aparte del Centro por la Paz, el Castillo de Montjuïc tendrá un espacio de memoria y dignificación para las personas que fueron fusiladas
Ya hace un año desde que una nueva orden ministerial cambió los usos del Castillo de Montjuïc y el Ayuntamiento de Barcelona empezó a trabajar con la Administración central para establecer los nuevos usos del recinto para que se convirtiera en un espacio ciudadano.

En el marco de la Comisión de Presidencia, Territorio y Función Pública, el delegado de Presidencia, Ignasi Cardelús, ha presentado un balance sobre este año que ha transcurrido desde que la orden ministerial estableció que el castillo acogería un centro por la paz.

Cardelús ha explicado que el acuerdo ha permitido que el Ayuntamiento será mayoritario en el Consorcio que regirá el Castillo de Montjuïc, y que este recinto tendrá otros usos ciudadanos además de acoger el Centro por la Paz que será “un referente internacional”.

Además, durante la presentación del balance se ha señalado que el próximo 15 de junio el recinto abrirá sus puertas y permitirá la visita de los ciudadanos y las ciudadanas que lo deseen de espacios del castillo que hasta ahora eran inaccesibles como el baluarte de Santa Amàlia o la cisterna subterránea de aguas pluviales del castillo.

Cardelús ha explicado que este primer año ha sido de transición y de estudio sobre los usos del castillo, que incorporará un espacio de memoria y dignificación para las personas que fueron fusiladas, como el presidente de la Generalitat, Lluís Companys. “El castillo es un equipamiento de ciudad”, ha añadido.

Asimismo, Cardelús ha afirmado que se ha realizado un estudio sobre el funcionamiento de diversas antenas de uso civil y militar que tienen su base en el Castillo. “En el plazo de dos años, las antenas militares tienen que desaparecer de este recinto, pero hay que estudiar el uso de las antenas civiles que dan servicio a la ciudad, como al puerto de Barcelona”.

Por su parte, los grupos de la oposición del Gobierno municipal han pedido que se estudie la desaparición completa de las antenas que hay instaladas en el Castillo.

detalles

comparte este artículo