El Consejo Metropolitano de la Entidad del Medio Ambiente (EMA) del Área Metropolitana de Barcelona ha aprobado las sanciones que se aplicarán a los ciudadanos que malgasten el agua, que pueden llegar a ser de hasta 3.000 euros si se llenan piscinas de 300 metros cuadrados con agua de boca. La gravedad de las sanciones será proporcional a la medida de la piscina o jardín en cuestión. Así, los sancionados tendrán que abonar hasta 750 euros por una sanción leve, hasta 1.500 por una grave y hasta 3.000 euros por una muy grave. En caso de que un sancionado reincida dos veces en un mismo comportamiento por el cual ha sido multado, se considerará una infracción muy grave, y se podría llegar a ordenar el precinto de la toma de agua potable en cuestión.

detalles

comparte este artículo