Entre los años 1936 y 1939 los bombardeos franquistas acabaron con la vida de al menos 4.736 personas.Barcelona se convirtió, desgraciadamente, en un experimento pionero, que después se pondría en práctica en Europa y en el mundo, porque sobre ella y su población se ensayó por primera vez la innovadora técnica del bombardeo por saturación (bombardeos masivos a intervalos de tres horas) sobre una ciudad de la retaguardia.

Por eso, en la web Barcelonabombardejada.cat nos muestra todos los detalles de esta parte de nuestra historia e invita a familiares e historiadores a introducir datos de personas que murieron en aquellos bombardeos y que no están registradas, aparte de poder escribir su historia.

Los días 16, 17 y 18 de marzo de 1938 fueron los más sangrientos, sobre todo para la ciudad de Barcelona, donde murieron casi setecientas personas bajo las bombas de los aviones de la Aviaziones Legionaria italiana, que se pusieron al servicio de Franco.

En aquellas circunstancias, lo único que podía hacer la población civil, el verdadero objetivo de estos ataques indiscriminados, era construir refugios. En Barcelona muchos lo hicieron en el subsuelo, dentro de la red del metro.

Este año se conmemora los setenta años de estos hechos con un programa de actos e iniciativas, entre las cuales destaca la creación de un espacio en internet donde se han registrado los nombres de las víctimas que se han podido conseguir, el lugar donde murieron, la fecha y la edad que tenían, además de algunos datos sobre sus circunstancias personales.

En esta web (www.barcelonabombardejada.cat) familiares e historiadores pueden introducir, además, los datos de las personas que sepan que efectivamente murieron en aquellos bombardeos y que no están registradas, aparte de poder escribir su historia.

detalles

comparte este artículo