Por fuera, amarrado en el muelle, el buque The World puede parecer uno de los cruceros que recalada en Barcelona. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, el barco no es un crucero convencional, se trata de una residencia flotante que esta viajando por el mundo sin parar. Los propietarios de los pisos y apartamentos del barco, la mayoría estadounidenses y europeos jubilados o mayores de 50 años, son los que deciden la ruta a seguir.
A bordo, los residentes disponen de todas las comodidades imaginables, como cinco restaurantes, spa… entre un gran etc.
Si os interesa, podéis acercaros al puerto de Barcelona, el barco The World, esta amarrado justo delante del World Trade Center.

worldship13a.jpg

detalles

comparte este artículo