Este articulo quiere ser el primero de una serie sobre los diferentes barrios en los que se dividen los once distritos de Barcelona. Queremos hablar un poco de su historia y de su actualidad y recomendaros que es lo que más vale la pena. Empezamos por el distrito de Ciutat Vella, el número uno, el más antiguo. Este distrito esta formado por cuatro barrios: Gótic, Barceloneta, la Ribera i el Raval, cada uno con su propia personalidad.

En este primer capítulo hablaremos del barri Gótic, lugar de nacimiento de la Barcelona actual. Fue en este emplazamiento donde los romanos fundaron la Barcino romana y la rodearon de muralles, de las quales aún conservamos algunas partes. De esta época también se conserva parte del aqueducto romano – en la parte derecha de la plaza de la Catedral – y las columnas del Templo de Augusto, dentro del Centre Excursionista de Catalunya, en el carrer Paradís. En el barri Gótic es donde estan la mayoría de edificios y calles con significación histórica de la ciudad, ja que hasta hace 200 años, momento del derribo de las murallas medievales, esa era la única Barcelona que existia. El centro del barrio se situa en la plaza Sant Jaume, antiguo Monte Táber romano, flanqueada por el edificio del Ayuntamiento de un lado y el Palau de la Generalitat por otro, ambos de estilo neoclásico. Y es que nos atrevimos a decir que en el barri Gótic encontramos la más amplia variedad de estilos arquitectónicos: desde vestigios romanos, pasando por góticos y neogóticos como la catedral, barrocos y también neoclásicos como ya hemos citado.

Ante tanta cantidad y variedad resulta dificil recomendar sólo un lugar, pero en fin, tendremos que mojarnos. Destacaremos dos lugares en ocasiones ignorados en las guías turísticas, por un lado la iglesia de Santa Maria del Pi , con una de las rosadas góticas más grande de Europa con unos 10 metros de diámetro. Por otro lado y entre otras cosas por la atmósfera que se respira, la plaza de la iglesia de Sant Felip Neri es ideal para pasar un rato tranquilo ya sea solo o acompañado. Se trata de una iglesia barroca construida en el siglo XVIII, que durante la guerra civil se utilizó como lugar para los fusilamientos y donde aún hoy podemos ver en sus paredes las marcas de bala y metralla. También resulta destacable en la misma plaza la bonita y sobria fuente octogonal que dota al conjunto de un ambiente casi inigualabel en ningún otro lugar de Barcelona.

Lugares de interés:

Uno de entretenimiento: Cinema Maldà

Hace poco que este cine fue remodelado, ahora además de mostranos cine independiente que ya ha sido retirado del circuito comercial también ofrece una sólida oferta de cine Bollywood. Recientemente también existe una oferta de dos peliculas por el precio de una. Eso si, todo en versión original subtitulada.

Uno para comer: Sushi-ya

Situado en la calle Quintana, una de las que va a parar a la plaza Reial, este restaurante japonés destaca por su autenticidad y por sus precios más que asequibles: por 10 o 15 euros podéis realizar un verdadero viaje gastronómico al Japón.

Uno para beber: Siddartha

La calle Avinyó es el mejor lugar donde podria encontrarse este bar de copas especializado en cóckteles y decorado de manera excelente. Ideal para esas ocasiones en las que hay que impresionar a alguien.



 

detalles

comparte este artículo